23 de fevereiro de 2010

Primeros pasos de una desescolarización

Photobucket

Hace unos días María y yo nos sorprendíamos con la noticia que nos daba Pilar del blog "Bajo el diente de león" así como quien no quiere la cosa :), e inmediatamente se me ocurrió la idea de compartirla con todo el mundo (de hecho fuí corriendo a contársela a mi mitad que andaba liado con las cenas) y aquí está esta "peaso" exclusiva:
Bajo el diente de león desescolariza

Hace mucho que conozco el blog de Pilar, antes de tener el mío ya lo había visitado en alguna ocasión y siempre me pareció un blog que no desentonaba dentro de la comunidad homeschooler, de hecho muchas de nosotras nos nutrimos de sus ideas, así que si os soy sincera esta noticia no me sorprende tanto. En casa de Pilar ya hace tiempo que los niños reciben una educación paralela y complementaria a la recibida en el cole, una educación respetuosa con las etapas del niño no enfocada a la acumulación de conocimientos sino a su desarrollo integral, no vereis en el blog de Pilar cómo se llena el cántaro, más bien observareis cómo lo acompaña a la fuente para llenarse por sí mismo.

Como decía María es una pena desaprovechar esta ocasión, seguro que a muchas familias que van a dar el paso como ellos o que se lo están pensando les va a gustar leer esta entrevista, bueno, espero que os guste a todos y que me disculpen los profesionales de la comunicación :D

Estas son las preguntas que han quedado tras varios días de charla vía e-mail, estas son las cosas de las que quería hablar Pilar, espero que respeteis lo que calla ;)

*** * *** * ***

Pilar, en primer lugar felicidades por la decisión, como te decía en tu blog casi siento las mariposas que revolotean en vuestro estómago, son como las de la priméra época de enamoramiento verdad? llenas de alegría incontrolable, ilusión y nervios a partes iguales.

Pilar: Sí, hay muchas mariposas, pero no son exactamente como las de la primera época del enamoramiento. Te explico por qué: nosotros hace mucho tiempo que educamos en casa, y que, además de educar en casa, nos dedicamos a "remendar" los rotos que la escuela tradicional ha producido en las "ropas" de nuestros hijos. Nunca hemos delegado su educación por completo en la escuela, sino que lo que ha sucedido es que hemos impedido, en cierta forma, y haciendo nuestras las conocidas palabras de Mark Twain, que la escuela interfiriera en su educación ("Nunca he permitido que la escuela interfiriera en mi educación"). Por lo tanto, el hecho de empezar a educar en casa es sólo una continuación de lo que ya veníamos haciendo hasta ahora; lo que sucede es que dentro de unos meses esa labor va a extenderse y nos va a ocupar más tiempo del que hasta ahora nos ocupa. En este sentido, me gustaría aclarar que la educación en casa no es exclusiva de los niños no escolarizados-y-que-se-educan-en-casa, sino también de muchas familias que educamos en casa a pesar de que nuestros hijos estén escolarizados. Por tanto, esas mariposas que revolotean por todas partes pertenecen más a una segunda fase del amor: más tranquila, más reposada, pero no por ello menos pasional.

meninheira: Por supuesto que la educación no es exclusiva de las familias que educan en casa, de hecho si no existiera en casa una labor complementaria a la escuela las cosas irían muchísimo peor, no sólo académicamente si no también a nivel social. Pero hablemos de "homeschooling" no de la labor educativa de las familias :)


¿Alguna vez pensasteis que ibais a acabar desescolarizando o ha sido algo que ha traído el tiempo?

Pilar: Ha sido cuestión de tiempo, y la vida nos ha llevado a decidirnos por educar a nuestros hijos en casa. Al tiempo que hemos ido conociendo la escuela por dentro han ido aumentando nuestros deseos de ofrecer a nuestros hijos una alternativa más respetuosa con ellos, en todos los aspectos, que la que la escuela les ofrece. También lo que ha sucedido es que nos hemos ido cansando de remendar los rotos, como decía más arriba, que la escuela producía en las ropas de nuestros hijos, debido al enorme esfuerzo y creatividad que suponía por nuestra parte.

La opción de educar en casa la conocimos hace mucho tiempo, no por su existencia en España, sino por su legalidad en otros países de Europa. Pero cuando realmente empezamos a profundizar más en esta opción fue hace aproximadamente dos años, y seguimos en ello: aprendiendo cada día un poco más. Sin duda alguna, los blogs de muchas familias que educan en casa nos han servido de gran ayuda y nos han animado a dar este paso tan importante y que transformará, así lo deseamos nosotros también, nuestra vida familiar.


¿Cual ha sido la "gotita" que os ha animado a tomar esta decisión?

Pilar: No ha sido una gotita, sino un goteo constante de "injusticias" hacia los niños, de no respeto por sus peculiaridades individuales, de desatención de su desarrollo emocional, y un largo etcétera. Cada gotita que caía nos hacía más y más replantearnos los "métodos" de la escuela tradicional española, hasta llegar al punto en el que nos encontramos ahora: rechazo casi total hacia la mayoría de las formas de educar de la escuela tradicional:
- Modelo conductista llevado al extremo, desde los primeros cursos de la educación infantil hasta los últimos de primaria.
- No respeto de los ritmos individuales de aprendizaje ni de los distintas formas de aprender de las personas.
- Conocimiento parcelado en asignaturas, con escasa o nula conexión entre ellas, en lugar de crear sinergias positivas y de concebir el conocimiento como un todo, como una red.
- Escasa presencia del arte en los programas de estudios; y el poco arte con el que toman contacto los niños es, en la mayoría de los casos, anodino e insustancial, y se reduce, en el caso de las artes plásticas, a realizar manualidades, cuando el arte plástico es mucho más que hacer manualidades.
- Jornadas demasiado largas para los niños.
- Homogeneización de las personas.
- Casi nula atención a los sentimientos de los niños, y, por consiguiente, poco interés por su educación emocional.
- Poco espacio para el juego, la actividad más importante de los niños.
- Represión y castigos (silla de pensar, tiempo fuera, ponerse de pie, no participar en determinada actividad, etc.), lo cual demuestra la falta de creatividad de determinados maestros.
- Y un larguísimo etcétera de gotitas.


¿Y cómo se han tomado la noticia vuestros hijos?

Pilar: Ellos están encantados y muy ilusionados. Rodrigo sonríe cada vez que hablamos de que el próximo curso no va a ir a primaria. Le preguntamos si no va a echar de menos a sus amigos de la escuela, y él nos dice que no, que ya encontrará otros en otros lugares. Jimena, por su parte, está contentísima, y en muchas ocasiones nos habla de las cosas que va a poder hacer cuando no vaya al cole; entre ellas, la más importante es JUGAR e ir de excursión más a menudo, además de pintar, tocar el violín, leer... :).


El curso que viene tus niños ya tendrán 6 años y entran en la etapa de "educación obligatoria", al haber estado escolarizados ¿no teméis que se produzca la denuncia por el colegio en el que estudiaban? ¿cómo afrontais los posibles problemas legales?

Pilar: Personalmente no tengo demasiado miedo, sólo el justo para estar alerta y no bajar la guardia. Más miedo me da el incierto futuro que les esperaría a mis hijos si empezaran a cursar la educación primaria, y los problemas emocionales que se derivarían si continuasen escolarizados, porque ellos no quieren ir a la escuela, y esto es lo más cuenta para nosotros a la hora de tomar esta decisión tan importante.
Los problemas legales, si llegan, espero que los afrontemos con serenidad y sabiendo, en todo momento, que estamos haciendo lo correcto y que siempre vamos a estar del lado de nuestros hijos en este asunto, no de ninguna institución. Pero por ahora no pensamos en ello, estamos demasiado ilusionados como para pensar en esta "sombra".


¿Te gustaría añadir algo más?

Pilar: Sí, que el principal motivo por el que queremos desescolarizar a nuestros hijos es porque a ellos no les gusta ir al colegio. Hubo un tiempo en que sí les gustó, pero ya se han cansado y se aburren mucho allí (¡No hay color!). Si a ellos les gustase, seguirían escolarizados, y si en el futuro desean volver, volverán.

*** * *** * ***

Te agradezco que te brindaras a contar este notición en Dálle un coliño, es un paso muy importante y merecía ser esparcido a los cuatro vientos, servirá sin duda para muchas familias que todavía no han dado el gran paso para salirse de la fila pero que quieren hacerlo y también le será útil a las familias que escolarizan a sus hijos y a las profes que por aquí vienen, para conocer un poquito más de esta opción educativa.

Muchísimas gracias Pilar, quien sabe si no inauguraré una nueva sección :D
A disfrutarlo y carpe diem

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails